Documentos

75 ANIVERSARIO

El 30 de julio, ha sido el día designado por el Parlamento Europeo para recordar el genocidio del régimen nazi contra la población gitana durante la Segunda Guerra Mundial y rendir tributo a sus víctimas. Una fecha muy próxima a la conocida como “La Noche de los Gitanos” del 2 de Agosto en la que todos recordamos a las familias gitanas que fueron masacradas durante la madrugada de aquel día de agosto de 1944.

Es importante mantener vivo el recuerdo de lo acontecido hace 75 años, pero también es importante conocer la sucesión de acontecimientos producidos en toda Europa desde nuestra llegada a finales del siglo XIV, que culminó con el exterminio nazi. El Samudaripen nunca podrá entenderse en su verdadera dimensión sin ese conocimiento previo de permanente persecución y esclavitud a la que fuimos sometidos en todos y cada uno los territorios. En este sentido, no puedo menos que recomendar la exposición que sobre ello hemos realizado y expuesto en numerosos países durante los últimos años (ver).

Considero fundamental que se instituyan fechas como la de hoy para restituir la memoria y propiciar una reflexión, porque aunque son muchos quienes ya reconocen el nivel de persecución y de exterminio al que hemos sido sometidos durante siglos, aún son muchos más quienes todavía lo desconocen. Ocasiones como esta, posibilitan visibilizar una realidad que, injustamente, ha sido ocultada o tergiversada de manera intencionada.

Pero tampoco hemos de olvidar el abordar con seriedad la situación en la que hoy nos encontramos. Hace unos días, participé en un acto al que habíamos sido invitados con motivo del “Día Europeo en Memoria de las Víctimas de Odio”, siendo que la población gitana lidera las listas de los colectivos que provocan un mayor rechazo social. En este sentido, solo quiero expresar un par de ideas que me parecen esenciales para que se inicie un verdadero cambio en la sociedad, no solo en lo que se refiere a los delitos de odio como tal… sino a la esencia misma de ese odio que conduce al delito. Pues hemos de tener muy claro el hecho de que, no porque dejen de existir tales delitos, por ello deja de existir el odio y el rechazo hacia nuestro pueblo.

La primera idea o reflexión es la siguiente: nada podremos avanzar mientras se tenga una sombra de duda sobre nosotros y mientras… de algún modo, se piense que muchos de los prejuicios existentes tienen algún tipo de fundamento. Voy a poner un pequeño ejemplo de lo que estoy diciendo. Tras una conferencia en la Facultad de Geografía e Historia sobre la persecución histórica de la población gitana en toda Europa, al finalizar, uno de los asistentes dijo sin ningún tipo de reparo, que algo habríamos tenido que hacer para que todos los hechos históricos de persecución y de exterminio que habían sido mostrados documentalmente durante la conferencia, se hubieran producido.

¿Cuánta gente todavía piensa lo mismo? ¿Cuántos, en lo más profundo de sus corazones, siguen considerando que tantos y tantos prejuicios sobre nuestro pueblo tienen algún tipo de fundamento o justificación?. Sin duda este asunto abriría un debate verdaderamente interesante.

La segunda idea que quiero transmitir es la de la propia definición de delito de odio, porque cuando voy a comprar a un centro comercial, solo o con mi familia, es a nosotros a quienes vigilan todos y cada uno de nuestros movimientos. De igual modo que cuando queremos alquilar una vivienda y concertamos una visita, al vernos llegar, entonces nos ponen todo tipo de excusas para no alquilarnos y, cuando acudimos a una oferta de empleo, sabemos por experiencia que siempre van a seleccionar a cualquier otra persona antes que a nosotros, aunque podamos demostrar nuestras capacidades y que podemos desempeñar el trabajo de igual manera o mejor que los demás.

Solo he mencionado tres ejemplos, pero todos sabemos que esta forma de actuar y, por qué no decirlo una vez más, que este “apartheid”, se extiende a todos los ámbitos de nuestra vida. Por ello, en este día conmemorativo del Samudaripen, no quiero dejar de manifestar y denunciar, en nombre de la comunidad gitana, que la persecución aún no ha terminado, y que nuestra propia situación social ya constituye o podría constituir, por sí misma, un verdadero delito de odio.

José Alfredo Maya Maya

Presidente de la Federación Maranatha de Asociaciones Gitanas

Otros editoriales

Persecución - Samudaripen - Conclusiones del V Seminario - Propuestas Políticas - Reivindicación - EstereotiposCadena Perpétua - El conflicto de Francia II - Roma Matrix - Derechos Humanos - Legado musical - Propuestas para el empleo rroma - La otra Hungría - IV Seminario Internacional Rroma - Expulsiones Entendimiento y Confianza -¿Consejo Estatal del Pueblo Gitano?Conciencia social - Recomendaciones y Propuestas - III Seminario Internacional Rroma - Cambio de ciclo - Aula Virtual - Angélica Such - Embajada Gitana de Brasil - Memoria del Holocausto La hora de la Verdad - Viviane Reding - La respuesta de Francia - Puerta a la Esperanza - Encrucijada Europea - Ejemplo para Europa - Conflícto en Francia - Gitanos de Formosa - Formación y Sensibilización - ONU - Entrevista al ComisarioLászló Andor - La cumbre de la Esperanza - Turquía y Erdoğan - Maranatha en Bruselas - Hungría y RumaniaRomanés en España - Rumania - Nómadas - 2010 - Navidad - Auschwitz - Gotzone Mora - Lynne Tammi - Jorge Bernal - El Muro - El conflicto Húngaro - Gitanos en Iberoamérica - Determinación -Europa y América - II Seminario -Bangladesh - Derechos Humanos - Segregación -Madonna - Foro Educativo - Intolerancia - Mirada Gitana - Pojrramos-Memoria del Holocausto - Olvidados - CEDAW y la ONU - Jóvenes, gitanos y europeos -Estereotipos en las TV. -Kosovo - Rompiendo el Silencio -Crisis Económica - Elecciones Europeas - Romaní Romanó - Juan Carmona y Pitingo -El umbral de la pobreza - Cine para la Integración - Carta Social Europea - Cambio de actitud - Asilo en Canadá - El Vídeo de la Vergüenza - ¿Origen Hindú o Hebreo? - Mujer Gitana, Mujer Europea - Esteban Widnicky - La Familia Gitana -  Colombia y la Franja de Gaza - Un Año para la Esperanza - Navidad - Proyecto Educativo Yankovich - Saludo

Mundo Gitano – Gypsy World